Fundación Santiago el Mayor


La presencia de la Iglesia en la tarea de la enseñanza se manifiesta, sobre todo, por la escuela católica. Ella busca, no en menor grado que las demás escuelas, los fines culturales y la formación humana de la juventud. Su nota distintiva es crear un ambiente comunitario en la escuela, animado por el espíritu evangélico de libertad y de caridad… (Concilio Vaticano II, GRAVISSIMUM EDUC’ATIONIS, 8)

¿QUIÉNES SOMOS?

UN CENTRO CATÓLICO

Inmaculada ConcepciónDesde nuestra antropología admitimos que las personas en nuestro colegio tienen una identidad: la dignidad y la libertad de los Hijos de Dios; una Ley: “Amar como el mismo Cristo nos ama” (Jn. 13, 34); un Modelo de Persona: Jesucristo verdadero Dios por ser hijo del Padre y verdadero hombre nacido de la Virgen María; una misión: ser sal de la tierra y luz del mundo (Mt. 5,13 – 16); un destino: el Reino de Dios.

Valoramos la importancia de la parroquia que es la comunidad y el corazón de la vida litúrgica de las familias cristianas y, como tal, representa un lugar privilegiado para la formación en los valores evangélicos y la vivencia de la Fe, la Esperanza y la Caridad.

UN SERVICIO DE INTERÉS PÚBLICO

  • Educamos para el servicio de nuestra nación y en apertura hacia las necesidades de toda la humanidad.
  • Ofrecemos una opción concreta en una sociedad pluralista y educamos para la convivencia, el respeto y la tolerancia.
  • Queremos que todo el que desee el estilo de educación que el Centro imparte pueda recibirlo.

UN CENTRO QUE ADOPTA LOS SIGUIENTES PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS.

  • Dimensión cognitiva o del saber (Valores intelectuales)
  • Dimensión del saber hacer (Valores tecnológicos)
  • Dimensión estética
  • Dimensión afectiva
  • Dimensión social
  • Dimensión ética
  • Dimensión religiosa

UN CENTRO QUE POSEEN LOS SIGUIENTES PRINCIPIOS DE GESTIÓN.

  • Que todos realicen una participación activa
  • Nos inspiramos en el principio de subsidiariedad
  • Actuamos con sentido de globalidad
  • Favorecemos un clima de armonía y de espíritu de familia

¿QUÉ QUEREMOS?

POR SER EL NUESTRO UN CENTRO CATÓLICO BUSCAMOS:

  • Hacer descubrir la dimensión ética y religiosa de la persona y de la cultura.
  • Fomentar la existencia de un ambiente escolar que propicie el testimonio y la acción evangelizadora de los creyentes.
  • Presentar el cristianismo como elemento constitutivo de la cultural occidental.
  • Mostrar la armonía entre las ciencias humanas y la fe.

POR SER NUESTRO CENTRO UN SERVICIO DE INTERÉS PÚBLICO QUEREMOS:

  • Promover la preparación humana y profesional de los alumnos
  • Favorecer el respeto por la libertad ajena.
  • Estimular una convivencia pacífica y fraterna.
  • Favorecer la integración de los alumnos con menos posibilidades.
  • Colaborar con los padres en la educación de sus hijos.

ninos_manos

PARA LOGRAR LA EDUCACIÓN INTEGRAL PRETENDEMOS:

  • Ayudar a los alumnos a descubrir y potenciar sus posibilidades físicas, intelectuales y afectivas y a aceptar las propias cualidades y limitaciones.
  • Potenciar el desarrollo de su dimensión ética y trascendente.
  • Propiciar el crecimiento de la dimensión social de el alumno.

DE ACUERDO CON NUESTROS PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS DESEAMOS:

  • Enseñanza personalizada.
  • Enseñanza activa.
  • Aprendizaje significativo.
  • Investigación educativa aplicada.
  • Educación para el ocio.
  • Trabajo cooperativo.
  • Pedagogía preventiva.

EN CONFORMIDAD CON NUESTROS PRINCIPIOS DE GESTIÓN PROCURAMOS:

  • Establecer vías para la participación efectiva de padres y alumnado.
  • Potenciar el ejercicio de la propia responsabilidad.
  • Dar prioridad a los intereses globales de la comunidad educativa.
  • Considerar que la atención a las necesidades formativas de los alumnos y la calidad de la educación son el eje que da sentido y coherencia a todas las propuestas y decisiones.